Ingredientes para un molde de 26 cm:

  • 5 huevos.
  • 160 g. de azúcar.
  • 110 g. de mantequilla.
  • 320 g. de dulce de leche.
  • 20 ml. de nata.
  • 400 g. de harina.
  • 16 g. de impulsor químico.
  • Pizca de sal.
  1. Ponemos en la jarra los huevos, el azúcar y la mantequilla: 4 min, Vel. 6, 37º, Pot. 2.
  2. Añadimos el dulce de leche y la nata: 1 min, Vel. 6.
  3. Incorporamos la harina, el impulsor (tamizados) y la sal en 2 veces removiendo con la espátula con movimientos envolventes llegando bien al fondo.
  4. Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado con mantequilla, damos unos golpes al molde sobre un paño para que asiente la masa y quitar las burbujas de aire. Además, yo le espolvoreé un poco de azúcar blanco por encima (opcional).
  5. Horneamos a 170º durante 50 minutos. Dejamos el bizcocho 5 minutos con el horno apagado.
  6. Sacamos del horno y esperamos 15 minutos para que se atempere antes de desmoldarlo.
  7. Una vez haya enfriado el bizcocho, calentamos a baño maría el dulce de leche que nos haya sobrado y se lo añadimos por encima a hilo fino con una cuchara.

DELICONSEJO!!! A LA HORA DE BATIR LA MASA ES IMPORTANTE INTRODUCIRLE AIRE, POR ESO BATIMOS DURANTE TANTO TIEMPO LOS HUEVOS, Y AL DARLE CALOR FACILITAMOS QUE DOBLEN DE VOLUMEN.

POR OTRO LADO, DONDE NO CONVIENE BATIR MUCHO LA MASA ES CUANDO AÑADIMOS LA HARINA, AL TAMIZARLA YA ESTAMOS LLENANDO DE AIRE EL BIZCOCHO Y EVITANDO QUE NOS SALGA CUALQUIER GRUMO O PEGOTE DE HARINA. LO IDEAL ES MEZCLAR TODA LA HARINA POCO A POCO CON LA ESPÁTULA.

SI NO DISPONÉIS DE UN TAMIZADOR, UN COLADOR ES ESTUPENDO.