Ingredientes para 3 moles de 18 cm o 1 molde de 22:

  • 150 g. de nueces.
  • 380 g. de zanahorias enteras sin pelar. (limpias pesaron 280 g.)
  • 4 huevos.
  • 220 g. de azúcar moreno.
  • 230 g. de aceite de girasol.
  • 280 g. de harina.
  • 2 cucharaditas de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de impulsor químico (5 g.)
  • 1 cucharadita de canela.
  • Pizca de sal.
  1. Picamos las nueces: 6 seg, Vel. 6. Reservamos.
  2. Picamos las zanahorias: 12 seg, Vel. 6. Las reservamos en un plato con papel de cocina debajo.
  3. Preparamos el bizcocho: ponemos los huevos y el azúcar: 4 min, Vel. 6, 37º, Pot. 2.
  4. Añadimos el aceite: 30 seg, Vel. 5.
  5. Incorporamos el resto de ingredientes secos tamizados: 20 seg, Vel. 4. Acabamos de remover con la espátula.
  6. Añadimos las nueces y las zanahorias (las apretamos con el papel para secarlas) y removemos con la espátula bien hacia el fondo de la jarra.
  7. Servimos en los 3 moldes previamente engrasados. Repartimos la masa de forma equitativa, yo me ayudo de una cuchara de helado, pero podéis usar un cucharón. Horneamos a 180º durante 30 minutos. Un único molde de 22 cm necesitará un poco más de tiempo de horneado.
  8. Dejamos enfriar 10 minutos y desmoldamos en una rejilla. Una vez fríos del todo los nivelamos con una lira o un cuchillo; envolvemos cada bizcocho en film transparente hasta el día siguiente que prepararemos el frosting de queso. (podemos hacer todo el mismo día)

Ingredientes para el frosting de queso: RECETA CON FOTOS

  • 300 g. de azúcar glass.
  • 150 g. de mantequilla en pomada.
  • 400 g. de queso de untar.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Preparamos el frosting:

  1. Hacemos el azúcar glass: ponemos en azúcar en la jarra: 10 seg, Vel. 10. Repetimos y reservamos.
  2. Ponemos la mantequilla en trozos en punto pomada y añadimos el azúcar glass TAMIZADO: 3 min, Vel. 3. Bajamos los restos con una espátula y 1 min, Vel. 3.
  3. Incorporamos el queso de untar: 1 min, Vel. 4. Bajamos los restos y repetimos.
  4. Removemos el frosting con una espátula y lo pasamos a una manga pastelera con la boquilla que queramos, o bien, lo pasamos a un cuenco. Enfriamos por 1 hora para que adquiera consistencia.
  5. Decoramos la tarta: en el plato ponemos un poco de la crema de queso para evitar que se mueva la tarta y unos papeles como veis en las imágenes por si nos cae algún resto para no machar el plato.
  6. Quise darle un acabado de “tarta desnuda” o “naked cake”, dejando el bizcocho a la vista. Para ello rellené las diferentes capas llegando bien al borde y después pasé una espátula por los laterales recogiendo el sobrante de crema de queso. En la parte de arriba le puse unos rosetones (boquilla de estrella y empiezas en el centro girando en el sentido de las agujas del reloj).
  7. A la nevera hasta el momento de servir.

DELICONSEJO!!! SI TENÉIS UN SOLO MOLDE RECOMIENDO USAR UNO DE 22 CM Y ABRIR EL BIZCOCHO A LA MITAD PARA RELLENAR. ESTA TARTA TAMBIÉN LA PODÉIS HACER CON 2 MOLDES DE 20 CM.