Ingredientes para 4 bizcochos de 15 cm de diámetro (10-12 raciones):

  • 60 g. de nueces.
  • 200 g de piña en almíbar (peso escurrido).
  • 220 g. de plátanos maduros sin piel (3 plátanos pequeños)
  • 2 huevos L.
  • 120 g. de azúcar blanco.
  • 100 g. de azúcar moreno.
  • 130 g. de aceite de girasol.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 250 g. de harina.
  • 2 cucharaditas de levadura (10 g.)
  • 1 cucharadita de canela.
  • Pizca de sal.
  • 50 g. de coco rallado.
  • Mantequilla (para los moldes)

Ingredientes para el frosting de queso:

  • 225 g. de azúcar glass.
  • 110 g. de mantequilla sin sal en pomada.
  • 300 g. de queso de untar.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Preparamos los bizcochos:

  1. Picamos las nueces: 5 seg, Vel. 6. Reservamos.
  2. Troceamos la piña: 5 seg, Vel. 6. Reservamos.
  3. Troceamos el plátano: 5 seg, Vel. 6. Reservamos.
  4. Echamos en la jarra de nuestra Mambo los huevos, y los azúcares: 3 min, Vel. 6.
  5. Incorporamos el aceite, la vainilla, la piña y el plátano: 1 min, Vel. 2.
  6. Añadimos la harina y la levadura tamizadas, la canela, la sal y el coco: 20 seg. Vel. 4.
  7. Acabamos de integrar la harina con la espátula e incorporamos las nueces.
  8. Derretimos mantequilla en el microondas y con un pincel untamos las bases y laterales de nuestros moldes.
  9. Repartimos la mezcla en los 4 moldes, tienen que llevar la misma cantidad. Podéis hacerlo pesando cada molde y darle a la opción “tare” de vuestra báscula e ir incorporando la misma cantidad de masa en cada uno. O bien, podéis ayudaros de una cuchara de helado e ir poniendo masa en cada molde hasta acabarla
  10. Horneamos los 4 bizcochos a la vez: 180º durante 25 – 30 minutos.
  11. Sacamos del horno y dejamos templar antes de desmoldar. Los dejamos enfriar sobre una rejilla.
  12. Una vez estén fríos completamente, con una lira igualamos los bizcochos si es necesario.

Preparamos el frosting:

  1. Hacemos el azúcar glass: ponemos en azúcar en la jarra: 10 seg, Vel. 10. Repetimos y reservamos.
  2. Ponemos la mantequilla en trozos en punto pomada y añadimos el azúcar glass TAMIZADO: 3 min, Vel. 3. Bajamos los restos con una espátula y 1 min, Vel. 3.
  3. Incorporamos el queso de untar y la vainilla (opcional): 1 min, Vel. 4. Bajamos los restos y repetimos.
  4. Removemos el frosting con una espátula y lo pasamos a una manga pastelera con la boquilla que queramos, o bien, lo pasamos a un cuenco. Enfriamos por 1 hora para que adquiera consistencia.

Montaje:

  1. Elegimos el bizcocho “más bonito” porque será el que corone nuestra tarta.
  2. Ponemos un poco de frosting en la base de un plato y colocamos encima el primer bizcocho para evitar que se mueva.
  3. Vamos poniendo la crema de queso entre capa y capa con ayuda de una manga pastelera o una espátula.
  4. Acabado final: ¡¡ ahí que fluya la imaginación!! Podéis decorarla con manga pastelera o con ayuda de una espátula.
  5. Si utilizáis una espátula y cubrís la tarta completamente: Primero cubrimos la superficie y los laterales con una capa fina de la crema de queso y la metemos en la nevera durante 2 horas. Después la cubrimos con todo el frosting, el motivo de ponerle esa primera capa es para evitar que la crema se nos mezcla con restos de migas del bizcocho. (Si la vais a cubrir entera es probable que necesitéis más crema de queso, os dejo aquí las proporciones para hacer más cantidad: RECETA FROSTING DE QUESO)

DELICONSEJOS!!! LOS BIZCOCHOS QUEDA MUY JUGOSOS. YO LOS HICE EL DÍA ANTERIOR Y UNA VEZ FRÍOS LOS ENVOLVÍ EN FILM TRANSPARENTE HASTA EL DÍA SIGUIENTE QUE HICE EL FROSTING Y DECORÉ LA TARTA.

SI VAS A USAR UN SOLO MOLDE ES PROBABLE QUE TENGAS QUE AUMENTAR EL TIEMPO DE HORNEADO (TE RECOMIENDO USAR UNO DE 22 CM Y CORTAR EL BIZCOCHO A LA MITAD, NO USAR UNO DE 18 CM PUESTO QUE NO SE HORNEARÁ POR DENTRO).

CON ESTAS CANTIDADES TE PUEDEN SALIR 3 BIZCOCHOS DE 18 CM O 2 BIZCOCHOS DE 20 CM, EN MOLDES SEPARADOS.